Experiencias

1. Sara, has sabido brillar en lo que te has propuesto, ¿A qué acreditas tu éxito en las academias y en tu carrera?

Haciendo un análisis en retrospectiva, he tenido la bendición de poder alcanzar las metas que me he propuesto a lo largo de mi vida estudiantil y profesional. Desde muy pequeña, mis padres supieron inculcar en mí el amor y la disciplina por el estudio, el temor a Dios, y la búsqueda de la excelencia en todas las actividades en que me involucraba. Tengo un espíritu muy activo y por eso, tanto en el colegio como en la licenciatura, realicé actividades extracurriculares de enfoques culturales, literarios, musicales y de proyección social. Esto me permitió desarrollar un alto sentido de organización y una visión clara de lo que deseaba alcanzar en cada uno de los proyectos.

Al emprender los estudios de Maestría en Administración de Empresas impartidos por la UAM, en conjunto con el Tecnológico de Monterrey, tuve el reto de buscar y mantener un balance entre los estudios, el trabajo de tiempo completo y la vida personal. Indudablemente fue un desafío que requirió sacrificio, esfuerzo y entrega, pero que supo dar frutos y me permitió alcanzar la meta de ser nombrada la mejor alumna de mi graduación y convertirme en Valedictorian de mi clase.


2. Cuéntanos como los estudios de la Maestría en Administración de Empresas con el Tecnológico de Monterrey en conjunto con UAM, te impulsaron hacia el éxito profesional.

Los estudios de la Maestría en Administración de Empresas con el Tecnológico de Monterrey en conjunto con la UAM fueron un catalizador de mi desarrollo profesional.

Los docentes de este programa de Maestría son profesionales altamente calificados que pertenecen directamente a la facultad del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey. Ellos han desarrollado metodologías sumamente efectivas y participativas, que nos permitieron reconocer la importancia de trabajo en equipo, la diversidad de opiniones y el respeto mutuo.

Todos estos factores, así como las herramientas académicas que nos compartieron, me permitieron asumir con éxito un puesto de Gerencia de Ventas en la prestigiosa naviera Seaboard Marine. Ahí supe aplicar las habilidades de toma de decisión, capacidad de análisis, desarrollo de liderazgo y supervisión de equipo con metas definidas. De la mano de mi Mentor, supe desarrollar una visión inter-funcional e integrada de la empresa, en donde todos éramos conjuntamente responsables de todos los sucesos.

3. En unos días partís hacia Inglaterra para iniciar tus estudios en la Universidad de Saint Andrews en Escocia ¿Cómo lograste obtener la codiciada Beca Chevening?

Como se podrán imaginar, me encuentro sumamente honrada y emocionada al recibir esta beca de tan alto prestigio. La beca Chevening se centra en seleccionar líderes jóvenes para procurar su desarrollo profesional y académico, e incentivar la red de contactos directa entre todos los miembros de esta comunidad.

El Programa de Becas Chevening fue fundado en 1983 por el Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido (FCO) y es administrado a nivel mundial por el British Council y la Embajada Británica. El proceso de aplicación busca seleccionar a los candidatos sobresalientes, por lo que puede durar cerca de 1 año desde el momento de la aplicación hasta el aviso de selección final. Durante este periodo, tuve la oportunidad de demostrar las diversas cualidades, académicas, profesionales y personales, que me permitían calificar como una digna representante de dicho programa.

Por esta razón, tuve la oportunidad de seleccionar entre tres diferentes programas de maestrías, y sus respectivas universidades, aquella que más se adecuara a mi enfoque de carrera profesional. He elegido estudiar una Maestría en Negocios Internacionales en la University of St Andrews, que ha sido reconocida constantemente como una de las tres mejores universidades del Reino Unido.

Desde ya, sé que el programa de Becas Chevening espera excelencia tanto académica como de valores y principios de parte de todos nosotros. Por lo tanto, pienso aprovechar este año dedicándome a representar por lo alto el nombre de Nicaragua.


¿Cuáles son tus planes al concluir el programa de Maestría en International Business?

Nicaragua necesita líderes más jóvenes que no se marchen de sus fronteras, sino que miren hacia adentro, y estén dispuestos a trabajar para su crecimiento. La educación y el acceso a información son las únicas herramientas que permitirán que el país mantenga un crecimiento constante. Hay una nueva generación de jóvenes profesionales que están trabajando a través de diferentes áreas; y del que me gustaría formar parte.

Tener la oportunidad de ser parte del programa Chevening, será mi forma de contribuir a su restauración. Hay pocos programas que permiten la oportunidad de hablar directamente tanto con las personas que cambian el mundo a través de su trabajo académico, como con los futuros líderes del mundo.